La moda de una subcultura

Los detalles son lo que marca la diferencia. En cualquier aspecto de la vida, aquel gesto, detalle, objeto o sentimiento que nos hace felices es lo que merece la pena destacar. En la amistad, los gestos de cariño, las sonrisas regaladas, las lágrimas socorridas o los desamores revelados son los rasgos que definen de verdad el tipo de relación que compartís. Con la moda pasa un poco lo mismo. Da igual el tipo de conjunto que decidas ponerte ese día porque siempre habrá un detalle que tenga tu seña de identidad. Aquello que realmente habla de ti, que te describa sin palabras.

El grunge es un estilo cultural que nació en los noventa, influido por el punk y el rock más roto y duro; el hard rock. Grupos como Nirvana o Pearl Jam se convirtieron en referentes a nivel mundial de este tipo de sonido.

Esta influencia musical, al igual que otras, dejó su pincelada en la moda. La estética de estos grupos y de las masas de gente que los escuchaba se caracterizaba por camisas de cuadros en franela, jeans ajustados y desgastados, o directamente con rotos. Botas Dr. Martens, o las más conocidas Converse. Gorros de lana, gafas retro o mochilas de cuero. Las personas proyectaban una cierta dejaded en su imagen. Querían hacer ver así que no seguían los mandatos convencionales de la moda, ellos tenían la suya propia. Tintes pacifistas, cercanos incluso al movimiento hippie. Sexo, alcohol, drogas (heroína en aquellos momentos) eran parte de la esencia que ha acompañado a esta subcultura.

Más de dos décadas después, este estilo se mantiene en el street style. De hecho, temporada tras temporada las grandes firmas se dejan influir por el grunge. El resultado que consiguen son diseños juveniles, muy asequibles, y que se adaptan con facilidad al estilo personal de cada uno. Porque ¿quién no tiene en su armario una camisa de cuadros o unas Converse? Poca gente. Pull&Bear, del grupo Inditex, así como H&M son dos de las tiendas más conocidas que apuestan por esta estética con diseños tanto para chicos como para chicas. Y es que el grunge es una moda que mantiene una línea tan delgada entre lo masculino y lo femenino, que casi no se aprecia.

Hoy me pareció un buen día para ponerme mi camisa de franela y el gorro. Los pantalones de rotos, preferiblemente en negros, me los dejaba ya como segunda piel porque son muy cómodos. Sí, creo que el negro se apodera de mi poco a poco…pero me encanta. Tomad nota de este look y llevadlo con sneakers, o botines normcore como los mios de suela dentada. De cazadora, si tenéis una Levi´s oversize, a por ella ya! Yo es que aún no tengo la mia…pero llegará. Las bombers también quedan muy bien, en negra o burdeox, aunque ahora vienen en colores pastel, pero como su nombre indica…el rosa y el azul bebé son colores demasiado ‘pastelada’ para este look.

Ale a escuchar todos a Nirvana esta tarde!!

V.

7

5

2.jpg

1

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Lookbook y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s