La vitamina del cuero

Si hay algo que te gusta…porqué darle la espalda, porqué dejarlo de lado. Ciertas miradas, ciertas conversaciones, ciertos gestos nos llenan de felicidad. A veces esa felicidad es demasiado efímera, quizá unas horas, quizá unos minutos pero luego nos queda el recuerdo, la esperanza de que esa sensación se repita, si cabe, con más fuerza. Esa felicidad es como miel para nuestros labios, cuando queremos la tenemos ahí, solo hay que chupar y revivir esa sensación.

Estos recuerdos son la vitamina que necesita nuestro cuerpo y nuestra autoestima. Por todos esos recuerdos que se quedan grabados a fuego, dolor y lágrimas en lo más profundo de nuestra cabecita hoy quiero hablar de lo que para mi, es su símil en la moda: la cazadora de cuero.

Igual os preguntáis qué tiene que ver los buenos recuerdos con una cazadora. Pues bien, tiene mucha relación. Cuando vivimos ciertas experiencias en nuestra vida siempre nos amoldamos al entorno, somo así, seres que vivimos en una sociedad, que lejos de ser perfecta, nos golpea con dureza. Haciendo memoria de mis clases de latín, rescato esta frase: Homo Homini Lupus- ‘el hombre es un lobo para el hombre’. La crueldad y el miedo son una realidad, no menos cierta, que el hecho de que una prenda te recuerde algo bonito haga que se convierta en tu preferida.

Cuando las cosas no han ido como a mi me gustaría,  he encontrado en esta prenda un refugio placentero. Con ellas me siento bien, con fuerza, y eso es lo más importante a la hora de vestir.

Si hay una pieza atemporal, versátil, estilosa y super sexy son las cazadoras de cuero. Reciben diferentes nombres, cazadora, ‘chupa’o biker. Este material predomina en prendas de abrigo pero en las últimas temporadas se ha trasladado hasta otras prendas como vestidos o faldas. Con las prendas de cuero se consigue un look arrollador, underground, y transgresor. Cualquier outfit sube de nivel con una prenda en este material.

Además ya no solo se deja ver en looks de otoño-invierno, ahora, las prendas de cuero se adaptan a conjuntos primaverales. Lo cual hace que podamos ir con cuero más veces a lo largo del año. Olé.

Algún día espero tener una Balmain, hasta entonces me conformo con imitaciones en polipiel. Aquellas de color negro son mis preferidas pero como todo en esta vida es renovarse o morir, hoy, os enseño este modelo de Zara que captó mi mirada al segundo como si de un tio bueno con barba se tratara (más o menos). Es amarilla, original, pura vitamina, y tiene un punto rockero que me encanta. En tamaño XS combina genial tanto con un estilo effortless para el día como con un vestido para la noche.

¡Saca tú espíritu más ‘chulesco’!

V.L.Q.

Foto1

Foto2

Foto4

Foto5

Foto8

Foto10

Foto9

Foto7

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Lookbook y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s