La personalidad, tu mejor complemento

No cambiarás, abandona esa idea, no malgaste un minuto en intentar ser otra persona. Somos lo que somos desde que nacemos. Las personas no cambian. Todas estas son afirmaciones que escuchamos con frecuencia, muchas veces somos nosotros mismos quienes las tarareamos como si fueran la banda sonora de la película de nuestra vida. Como todas las afirmaciones, éstas también tienen parte de verdad.

La esencia de cada persona se puede definir con la palabra “personalidad“. Es una receta que nace al mezclar ingredientes de lo más variopintos y multiformes. Un poco de esto y un poco de lo otro, algo de aliño, agitamos y servimos, frío o caliente, al gusto. Una pizca de educación, unas cucharaditas de experiencia, mezclamos con los errores, unas gotas de amor, dolor, felicidad y frustraciones y unos gramos de aspiraciones y sueños. Listos para emplatar con la receta del día: tu personalidad.

¿Te gusta? ¿Está a tu gusto? Tienes que tener presente que mucho tienen que ver los genes heredados; quién no ha dicho a sus padres o, al menos pensado, “menudo carácter me has dejado”, o “si soy así algo tendrás que ver tú”. Es cierto, pero no nos engañemos, la personalidad la formamos nosotros, por eso es nuestra mejor fotografía, es nuestro DNI.

Como seres sociables, inclinados al trato y relación con las personas, nuestra forma de ser, veáse personalidad, juega un papel fundamental. Tu actitud habla por ti. La moda es una forma de plasmar la personalidad. Vistes de una forma u de otra en función de cómo vivas, de lo que quieras mostrar de ti, lo que quieras reivindicar o lo que quieras llegar a conseguir. Es parte esencial de ella. Formamos parte de grupos, más grandes-las masas- o más reducidos-alternativos. Para vernos bien dentro de ellos debemos seguir la esencia que se respira, su look, su jerga, sus pasiones, etc.

Esta personalidad empieza a asomar la cabeza con las primeras experiencias y se va forjando en los primeros años de la adolescencia y juventud. Tú has elegido el camino de tu vida. Algunos afortunados han podido elegir casi todo, otros se han visto obligados a elegir a base de palos y ostias dadas por la vida. Soy de las que piensa que cuando llegas a un punto, ya sabes la dirección que quieres dar a tu personalidad, ya sabes lo que quieres mostrar de ti, ya sabes la imagen que quieres trasmitir; lo demás serán aprendizajes a mayores, con los que irás madurando.

Retomando las afirmaciones del principio, y en base a lo que os he contado, puedo concluir diciendo que somos lo que somos por todo lo aprendido, y hay una esencia que nos hace únicos, la personalidad. Ésta que nos define, que una vez que se forja no cambia. Por eso, esas afirmaciones que escuchamos como voces de musas tienen mucha razón. Te podrán amar por tu personalidad, una de las cosas más bonitas. También te podrán odiar, envidiar, imitar o engañar, pero lo que nadie podrá hacer, y en eso tenemos que ser firmes, es cambiar. Tú escoges, si gusta bien sino que se jodan.

IMG_20160321_123803_HDR

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Artículos y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s