La cazadora más sonada

Debido a que en las últimas semanas se han dado una gran cantidad de comentarios, tuits, posts en Facebook, y hasta se han creado perfiles en redes sociales, hablando sobre la ya famosa cazadora amarilla de Zara, me he visto tentada a escribir.

Este es un buen ejemplo del daño que pueden hacer las redes sociales, en especial Instagram, porque fueron las bloggers las primeras en sacar esta prenda en sus fotos. Es algo habitual que sean ellas las primeras en llevar una prenda porque siempre están ‘a la caza’ de las últimas novedades. Por eso son conocidas, por eso tienen tantos seguidores y sus estilos son imitados. Chicas y chicos, a quienes les gustan la moda, cogen de forma diaria sus dispositivos móviles y analizan al detalle estos looks. Como son consideradas referentes de moda, todo aquello que llevan puesto tiene garantía de ser un éxito de ventas. Es por esto, que muchas de estas bloggers cuentan con contratos con marcas de ropa y de cosméticos para que publiciten sus productos a cambio de regalos o viajes. Tampoco se puede criticar, después de todo no deja de ser un negocio como otro cualquiera.

Cada temporada hay una prenda estrella que por su diseño y por ser llamativa y diferente se convierte en una de las principales demandas de todas las fashion victims. Tengo que matizar que nunca me ha gustado este término porque, aunque es verdad que hay gente que no tiene otros intereses más allá de cuidar su imagen, o eso demuestra, hay otra gran cantidad de gente, entre las que me permito incluirme, que juegan, jugamos, con varios intereses a la vez. Como ya he comentado en otros posts no me siento menos inteligente porque me guste la moda, y con esta idea continuo.

Parece que esta temporada primaveral la prenda estrella es la cazadora amarilla que Amancio Ortega ha decidido fabricar como churros. Y he aquí el segundo problema. Si el primero era que hay prendas muy imitadas, el segundo es que se han fabricado demasiados ejemplares.

Zara es la tienda más frecuentada por las bloggers porque cuenta con diseños sofisticados, modernos y originales, y además, asequibles. Es decir, se ha convertido, si no lo ha sido siempre, en la tienda reina del lowcost. Sus prendas corren el riesgo por partida doble de verse en las calles con frecuencia.

La famosa cazadora amarilla ha gustado mucho por tres razones. Primero porque es una biker, y este tipo de prendas de abrigo son perfectas para la primavera porque no dan mucho calor y quitan el frío justo. Segundo porque es amarilla, un color alegre y diferente con el que no nos solemos arriesgar, porque es más difícil de conjuntar, a no ser que su precio sea bajo. Y he aquí el tercer motivo, era barata. No nos engañemos, si hubiera costado el doble, las posibilidades de ser tan vendida no habrían sido tan altas.

Por todo ello, la cazadora ha sido un bombazo. La tiene mucha gente, tanta que todo el mundo habla del tema y se bromea en las redes sociales. Confieso que hasta yo me he sentido observada cuando me la he puesto. Se nos ha tachado de secta, es cierto, si ves a muchas parece un uniforme. Pero bueno, no deja de ser otra prenda que se ha vendido demasiado, como ya ha pasado con otras. Hay que tomarlo con humor. Y si ves a alguien con ella le chocas la mano y le dices “Ale maja, tú también caíste”.

V.

ama2

amarillo

ama1

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Artículos y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s