Con menos centímetros, el mismo respeto

Casi es verano y van subiendo las temperaturas, ¡OLÉ! La ropa nos va sobrando, abandonamos los abrigos por las chaquetas, las zapatillas y botas por las sandalias e inundamos las calles de vestidos y blusas. El sol nos da vitaminas y nos atrevemos con todo, tanto, que recortamos los centímetros de tela con soltura, no hay miedo.

El cuerpo está para lucirlo, mirar no es delito y por regla general nos gusta tener un buen aspecto en verano. Nada de dietas milagrosas, eso es pan para hoy y hambre para mañana, lo mejor es trabajar el cuerpo de forma progresiva durante todo el año. De esta forma no tendrás que hacer grandes esfuerzos a última hora ni grandes sacrificios.

No todo el mundo tiene el cuerpo que desearía, de hecho casi nadie, pero esto no tiene que ser un impedimento para lucir lo mejor de ti. Hay que saber destacar aquellas cualidades de cada uno, y por encima de todo, estar contento con uno mismo.

Por mucho que me pese, la sociedad en la que nos movemos sigue siendo machista…muy machista me atrevería a decir. La publicidad plasma cuerpos esculturales y rostros perfectos que crean en las mujeres la necesidad de estar a la altura de esas imágenes, retocadas en muchas ocasiones. Todo son exigencias. En los hombres también se está empezando a crear esa necesidad de cuidado excesivo de la imagen, pero siendo honesta, su situación sigue estando a años luz. Las mujeres seguimos siendo las más presionadas, y en gran medida la culpa la tenemos nosotras mismas. Volviendo al machismo, el peor de todos ellos es el que viene dado, y es consentido, por las propias féminas.

Un buen físico atrae, y puede ser una buena carta de presentación a la hora de conocer a alguien pero nunca debería ser utilizado para dañar e infravalorar a alguien.

Con todo esto, quiero retomar la mención anterior a las prendas veraniegas y su recorte considerable de tela. En los últimos veranos una de las prendas más demandadas entre las chicas han sido los denim shorts. Pantalones cortos, muy cortos, que están causando furor. Esta temporada continúan, y una de las bloggers de referencia es Dulceida con sus LEVI´S minúsculos y deshilachados. Es una prenda versátil que puede solucionar cualquier outfit tanto de día como de noche. Sin embargo, a pesar de sus ventajas a la hora de facilitarnos la tarea de pensar en el look del día, se ha convertido en un foco de duras críticas y comentarios machistas, despectivos y sexistas.

Que si “menudas pintas de guarra”, “lo enseña todo”, “es una buscona”. Comentarios como estos o similares se pueden escuchan, y yo misma he escuchado haciendo referencia a terceras personas, e incluso alguien ha podido decirlo de mi. Retomemos, son prendas de verano, hay que enseñar pierna y brazo. Aquí se enfrentan dos dilemas. Hay chicas que pueden ir buscando eso, genial por ellas aquí no estamos para juzgarlas, y que se sienten bien llevando esta ropa. Chapó. Otras, entre las que me incluyo, las llevamos porque nos gustan a NOSOTRAS, no para que les guste a ELLOS. ¿Diferencia? Mucha.  Recordad que nos vestimos así porque lo decidimos nosotras y que nunca comentarios sexistas como estos pueden cambiar nuestra opinión ni pueden mermar nuestra confianza. Que nuestros pantalones sean cortos no significa que estemos buscando algo ni que tengamos menos neuronas que un pez espada. Que si ‘chochoshort’, ‘bragashort’, y otros sustantivos para denominar a esta prenda, que es amada y odiada a partes iguales. Al fin de cuentas es solo moda y punto.

Además de los sexistas, otro tipo de comentarios son los despectivos, los que se usan para descalificar el físico de aquellas mujeres que usan estas prendas. Como ya he dicho no todo el mundo tiene el físico soñado, pero ahora viene la pregunta, ¿Acaso estas chicas no tienen derecho a ponerse aquello que les gusta? Este interrogante siempre ha creado en mi un debate ético. Soy de las que piensa que muchas personas tienen la idea equivocada de que por enseñar más van a lucir sexy, o por recargarse demasiado van a verse mejor, cuando en realidad la elegancia está en los pequeños detalles, y ya es de sobra conocido que menos es más. Sin embargo, este error en el que caen muchas chicas no puede utilizarse para hacer daño. Aunque determinada persona tenga un físico X, ya sea demasiada pierna, barriga  o culo sigue teniendo todo el derecho a vestir con aquello que le guste. Aunque no le favorezca, y no se esté dando cuenta, eso siempre será problema suyo y ninguna persona tiene derecho a hacerle daño con ello. Meterse con el físico es lo fácil, pasar del tema es lo difícil.

La educación es la clave. Una educación correcta basada en el respeto y en la igualdad para construir unos principios. Saber apreciar la imagen y valorarla pero sin convertirla en el epicentro de nuestra vida. No te obsesiones, disfruta, y sobre todo no hagas caso nunca de comentarios sexitas y despectivos. Si son críticas constructivas, que vienen de amigos y amigas, ¡Bienvenidas sean! pero al final tú eres la que tiene la última palabra.

¡Mujeres libres! Si queremos recortar centímetros, recortamos, cada una en nuestro estilo. Da igual si eres hippie, gótica, pija, cani, choni, perroflauta, punky, alternativa o cualquier otro estilo. Ya no te tienes que callar la boca, ya no tienes que aguantar ningún insulto,suficiente han tenido que pasar nuestras antecesoras, sumisas, siempre con la cabeza baja y sin el derecho de palabra. Hasta que más de una, y de dos, valientes, decidieron acabar con su silencio y reivindicar sus derechos. Hazlo también por ellas, por todas las que han luchado por lograr la igualdad. Y sigue tú también sus pasos, para que esto deje de ser una lucha, para que algún día podamos vivir sin tener que exigir. Esto significará que hemos conseguido que se nos valore, que se nos respete, en definitiva,  significará el éxito del feminismo en su lucha por la igualdad.

Como último consejo, te diré que trabajes tu autoestima, y así estarás preparada por si alguien llega y utiliza para dañarte algún descalificativo sexista, como puta, tu puedas decirle, y cito una canción: “si ser libre es ser puta, pues somos reputas”.

Victoria.

Vic1

vic5

vic7

vic6

Vic2

Vic4

 

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Artículos y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s